Aviso de la tienda

Los ganaderos que integran Hidalgo de la Jara mantienen intacta la tradición heredada de sus antepasados en la crianza del cerdo ibérico puro. Esto unido al microclima existente en la zona del Valle de los Pedroches, les permite ofrecer unos jamones y paletas de inigualable sabor y reconocido prestigio. Todo un símbolo para los amantes de la calidad.

Somos ganaderos con inquietudes. Hemos sido capaces de ver más allá de Los Pedroches, más allá de la cría y engorde de nuestros cerdos, hemos constituido una industria donde elaborar nuestros propios productos y crear una marca con la que comercializarlos, HIDALGO DE LA JARA. 

Ganaderos desde hace cinco generaciones que sólo criamos cerdos 100% ibéricos y los transformamos en nuestra industria ubicada en el corazón de Los Pedroches, en Villanueva de Córdoba, donde el paso del tiempo con sus inviernos fríos y veranos calurosos, le otorgan a nuestros jamones y paletas un sabor intenso y persistente muy característico, así como su dulzor que cada día enamora a más consumidores.

¿Cómo es la cría del cerdo ibérico?

Nuestros cerdos de raza 100% ibérica nacen en el campo, son amamantados por sus madres hasta que tienen la edad suficiente para valerse por si mismos y empezar a alimentarse de los recursos de la dehesa. Aquellos lechones que nazcan en otoño, podrán disfrutar durante esta fase de destete de sus primeras bellotas, si bien, la mayor parte de éstas estará reservada para sus hermanos mayores, que nacieron un año antes y llegan a la montanera en su fase de engorde, pasando de los 90-100 kg de peso hasta los 170-180kg únicamente a base de bellota, hierba y otros recursos naturales de la dehesa (setas, raíces, tubérculos,…).

¿De qué se alimentan los cerdos antes de la fase de engorde?

Se alimentan de los recursos de la dehesa, sin embargo, en la época estival en la que los recursos son menores, se suelen alimentar con piensos naturales compuestos fundamentalmente de cereales y leguminosas. Los ganaderos de la sociedad siembran estos cereales y leguminosas (garbanzo, habas, veza, avena,…) para que llegado el verano los cerdos se alimenten de éstos ad libitum, es decir, a diente en el mismo terreno, si necesidad de cosecharlos.

Temperatura, humedad y tiempo de maduración de los jamones y paletas.  

El proceso de elaboración de nuestros jamones y paletas tiene varias fases. La primera de ellas, la salazón, se hace a muy baja temperatura y alta humedad. Esta fase dura entorno a 2 semanas en función del peso de la pieza y posteriormente, tras el asentamiento en cámaras con temperatura y humedad controladas, pasarán a bodegas naturales, donde la temperatura oscilará entre los 18-20 grados en el verano hasta los 10-12 grados del invierno, una curación lenta que nos asegura un maduración larga y óptima, superior a los 30 meses, consiguiendo despertar aromas que un proceso acelerado nunca obtendría.

Carrito de la compra

0

No hay productos en el carrito.

10% de descuento en tu primera compra

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.

Introduce tus datos y te avisaremos cuando lo tengamos disponible.